Hace un tiempo, atendí una clienta que quería chequear mediante el análisis grafologico, algunas cuestiones con su personalidad que no le cerraban.

Le pregunté si podía compartir la experiencia mediante la reserva de su identidad, y aceptó porque sabe  que no es la única que vivencia algo así.

 

En la consulta exploramos también su árbol genealógico en busca de datos que nos aportaran cierta luz a lo que estábamos buscando.

Me comenta que tiene ataques repentinos de ansiedad y angustia (conoce los nombres porque fué diagnosticada y medicada hace muchos años atrás).

Pero sobre todo, se da cuenta que no puede disfrutar de las cosas buenas. Cuando tiene un nuevo proyecto lo abandona o “le suceden” cosas que impiden tener éxito en lo que emprende.

Tuvo socias que la estafaron, perdió mucho dinero y energía, se distrajo con cosas improductivas.

Sabe que hay algo que debe hacer respecto a todo esto.

Helena Hablando de su esposo me decía lo siguiente:

“Me enojaba cualquier cosa que hiciera o dijera, me generaba rechazo. No era él. 

Era la proyección de un amor absolutamente honesto y genuino, al que yo le buscaba la quinta pata o “algo” que me diera la pauta que no me convenía. Así, una vez mas, se cumplía esa profecía de autocumplimiento que me decía que ya nadie me iba a querer. Y que yo no sabía querer, que a los hombres les hacía daño, que era incapaz de llevar adelante un proyecto adulto.

 Entonces me detuve a escuchar esas voces, como si fueran personas que vinieran a hablarme y las miré a la cara. 

Cada vez que estoy siendo feliz una parte de mi busca la forma de arruinarla. 

Entendí despues de mucho trabajo que ese estado de frustración me emparenta con mi gente. Porque mi madre es divorciada, mis hermanas separadas, mis tías han tenido relaciones tormentosas, y puedo seguir para arriba con abuelas que no tomaron la decisión de separarse-porque era difícil hacerlo-pero se llevaban mal, eran infelices.

Cuando estoy pasandola bien no lo digo en voz alta, no sea cosa que me envidien y se me corte. 

 Pero un día entendí que pensar así es no hacerse cargo de tu propia vida, si se me “corta” la felicidad es porque: 1- No debe ser eterna. 2-Algo hice para dejar de disfrutar. 3-Me sucedió un hecho fortuito como a todo el mundo”.

 En el árbol de Helena encontramos que las mujeres estaban en una dinámica de fracasos de pareja y personales, que llevaban a teñir varias áreas de sus vidas. 

Ella pudo observar que esta compulsión a la repetición respecto al fracaso era adquirido, por tanto podía comenzar un des-aprendizaje sobre esa forma de vincularse. 

También exploró la creencia de “dejar de pertencer” a su gente, conversamos sobre las lealtades familiares y cómo influyen en nuestras formas de habitar en el mundo.

Hay muchos casos como Helena, algunas veces la incapacidad para abrazar un “proyecto adulto” en palabras de ella, viene de no revisar estos patrones aprendidos. Viene de ignorar que se puede trabajar y diseñar una historia diferente. Partiendo de la propia historia.

Si esta historia te gustó puedes compartirla, y si quieres compartirme la tuya espero tu mail.

Gracias,

Gaba

 

Relato de un encuentro transformador

Relato de un encuentro transformador

 

Fuente de imagen Pexels

Esta es la historia de alguien que vino a mi consulta hace un tiempo que decidí llamarla Beatriz…generalmente llegan por un tema, pero la entrevista inicial deja “entrever” que hay otras cuestiones y es ahi donde la escritura muestra lo “latente” que hay en lo “manifiesto”.

Le costó llegar al consultorio a Beatriz, posiblemente como le pasa a todos los que están dudando entre un lado y otro de la vida, entre someterse al mal trato o poner punto final a la situación asumiendo el costo de la decisión.

Por pura ley de atracción, cuando estás en el lugar equivocado atraés cosas y personas equivocadas; me contó que antes de contactarme había estado con una mujer que le había hecho escribir y le dijo dos o tres cosas simples para después ofrecerle un servicio relacionado con mancias. Ella dijo que quería algo de verdad, y después se topó con mis datos…

Apareció con un adolescente que quedó fuera de la consulta inmerso en sus auriculares y un mundo donde seguramente no existe el dolor.

En el contacto telefónico previo a la entrevista me dijo que quería saber con qué capacidades contaba para el mundo laboral, pero, apenas se sentó comenzó a llorar amargamente, y en ese momento supe que había otras cuestiones que atacar y resolver previamente.

Cuando pudo hablar dijo también que hacía un tiempo había tenido una crisis, intentando suicidarse, y una persona la socorrió y la ayudó a evitar un fatal desenlace. Simbólicamente esa misma persona le regaló un reloj para que con él “tapara” la cicatriz en su muñeca.

Contó muchas cosas de su vida actual, como que vive con su madre porque se separó de su marido, pero como no tiene “comodidades” no vive con su hijo, éste está con su papá quien solamente le da vivienda porque económicamente lo sostiene la misma Beatriz. Su ex marido no trabaja porque no logra estabilizarse en ningún empleo.

Siguió contando episodios de angustia, situaciones traumáticas de la infancia que tenía claramente presente, así como momentos agradables y contó a qué se dedica y qué le gustaría hacer en un futuro.

Luego comienza con la consigna. Su llanto continúa mientras realiza la tarea, pero la expresión es fluida, no se detiene a pensar qué escribir y qué no.

Cuando me da el escrito terminado, antes de administrarle el siguiente test, le hago “la” pregunta:

Beatriz, ¿tenés papá?

-No.

_¿Falleció?

-No.

Entonces no lo conocés…

-Exacto.

¿Cómo es eso?

Bueno, en realidad, sé que está vivo, pero nunca lo conocí y hace muchos años le vengo preguntando a mi mamá por él, pero me dice que “de su boca no va a salir una palabra” y ni siquiera quiere darme el nombre.

Tengo algunos datos de él, sé que cuando quedó embarazada mi mamá no quiso verlo más, pero solo eso. Y la verdad que me gustaría saber de él, al menos conocerlo y verlo una sola vez, no importa.

Luego comienza a hacer las demás pruebas , y con cada trazo que hacía lloraba amargamente…

Simbólicamente trazó gotas de lluvias como lágrimas bien presionadas, lo cual era una clara muestra de su estado emocional que podía corroborarse en toda la prueba grafológica.

Con todo ese material frente mío y con una persona tan necesitada de respuestas y soluciones a tantas cosas a la vez, me permití darle una “tarea para el hogar” que consistió en escribir cartas a determinadas personas, ella me las regresaría en una próxima entrevista y finalmente tendría su informe.

También le sugerí que comenzara una búsqueda de este señor, y si era necesario volviera a tocar el tema con su madre o fuera a consultarle a quien sea, le expliqué que además de un asunto psicológico, se trataba de un derecho que ella debía ejercer, porque la paternidad es un asunto serio, y le expliqué el caso de cómo la justicia emite una búsqueda de hijos perdidos cuando un hombre fallece, y la declaratoria de herederos no se emite hasta que aparezca o no un hijo.

Y quizás, habría algo que a ella le correspondiera y se lo estaba perdiendo por la arbitrariedad –a mi juicio- de alguien que decidió esconder su pasado y callar una verdad.

En nuestro próximo encuentro, ella trae además de los escritos que le solicité, novedades respecto a su padre. Al menos tenía el nombre, e incluso se había movilizado gente cercana a ella buscándolo por distintos medios.

En las cartas escribió sin censura tal cual le pedí, todo lo que sentía y pude comprobar cuáles eran sus profundos sentimientos hacia cada uno de ellos.

Me contaba que fue liberador hacerlo, y pudo expresar lo que le pasaba.

Era apasionante ver cómo coincidían los gestos gráficos con lo que decía en el texto. Es decir que lo “latente” tenía coincidencia con lo “manifiesto”.

En nuestra última entrevista, además de leer su informe, dejamos blanco sobre negro en cuanto a lo pendiente. Y no sin cierto pesar, entendió que debe comenzar una terapia de manera urgente, para que la acompañe en este proceso de ir encontrando recortes ocultos de su historia, soltando situaciones y personas que la lastiman.

Comprendió que hay derechos que ella debe ejercer además del antes mencionado, derecho a criar y vivir con su hijo.

 Entendió que esta sumisión a la decisión del otro, la llevó a pararse y quedarse sufriendo en lugares que no merece estar, sometiéndose a los requerimientos y deseos ajenos.

Muchas veces me toca trabajar en lo profundo, otras veces me toca meter los pies en el barro, pero siempre termino eligiendo esta profesión, que me da las herramientas para tenderle mi mano a alguien que lo necesita.

Beatriz me dio un abrazo bien fuerte y con los ojos llenos de lágrimas me dijo…Gracias, me ayudaste mucho….

Misión cumplida.

Digo que el encuentro fué fortuito porque Beatriz tenía inquietudes personales que iban más allá de lo expresado de manera objetiva, y juntas pudimos abrazar ese asunto que andaba dando vueltas y generaba angustia. Muchas veces las cuestiones no resueltas como ésta, bloquean y estancan la capacidad creadora, productiva, sencillamente la capacidad de florecer y amar.

Siempre, será mejor sacar lo que hace daño, aunque duela, aunque huela feo.

Si este post resonó en vos me gustaría leerte, y si puede servirle a otro….puedes compartir.

Gracias!

Gaba

 

#Reflexión

#Reflexión

Quedar estancado en el rechazo es quedar estancado en la escasez, en la carencia.

Llevo bastante tiempo estudiando lo que provoca la herida del rechazo. He conversado en mi consulta con muchas personas que detrás de su inquietud de un análisis grafológico vienen para descubrir “eso” que las atormenta, aquello que no le permite dar “pie con bola” y salir adelante una buena vez.

He llegado a una conclusión que hoy quiero compartirte; ante el maldito rechazo hay dos opciones viables a mi juicio y observación:

Sumergirse en el barro del rechazo hasta el tuétano, con ese olor rancio, y si el infierno huele a azufre, es el infierno mismo…

O…aceptar que se viene con eso, como el color de los ojos y barajar siempre la posibilidad que te rechacen, que te digan que no, que NO te elijan… es decir, “abrazarlo”…como posibilidad.

Entonces, si lo abrazo, ya no es mi enemigo, y si no es mi enemigo no tiene por qué atacarme. Es decir, pierde poder destructivo porque lo abrazo, NO porque sea algo positivo.

 

La mayoría, antes de ser rechazados hacemos y montamos circos y castillos en el aire con los demás, y es donde nos volvemos vulnerables, permisivos y le damos poder a las personas a hacer y decir cualquier cosa con tal que nos sigan teniendo entre los suyos.

Y no…hay un infierno como el de Dante preparado para los cobardes que se traicionan a si mismos con tal de no verle la cara al rechazo. Ser rechazado, ser excluido, claro que es una mierda! pero amarse a pesar de todo eso es la recompensa.

Cada vez que decidimos sacar el cuerpo del lugar donde no pueden amarnos, le estamos dando una posibilidad a la vida de enseñarnos otras rutas, de conocer nuevos paisajes.

El rechazo es exclusión; es decir vos si, vos no. Hay un autor que me encanta, Vincent De Gaulejac que dice ” La enfermedad de la exclusión es la vergüenza”. Coincido…el rechazo da vergüenza y humilla, la exclusión te pinta las mejillas de rojo y te quiebra la voz de a ratos.

 

Es ese barro mi querida, que puede convertirse en abono para tu vida, no lo desprecies…ya que no queda otra…bailemos.

Te deseo que vivas.

 

Gracias por leer… Gaba

Si te gustó este post y querés compartirlo, adelante!

 

El Taladro

El Taladro

Hace poco estuve de viaje y en el edificio donde me hospedaba estaban haciendo reformas. Se comenzó a escuchar un taladro, que si bien no era permanente, tenía cierta constancia el sonido.

 

Siempre pienso que cuando alguien taladra una pared se puede encontrar con algo. Así como nosotros muchas veces taladramos nuestro inconsciente y encontramos sorpresas. 

A veces el taladro perfora un punto donde emerge, como una pérdida de agua, un llanto incontrolable de angustia, que estaba allí “encapsulado” y tiene que drenar, soltar ese dolor, ese recuerdo que sólo quedó alli guardado a modo de superviviencia para seguir siendo útiles y funcionales a la vida que teníamos por delante.

 

 

“Rascar la olla” le llamo a buscar hasta el fondo aquello oculto, pegado a la superficie que no por olvidado es inocuo. Todo lo contrario, en la oscuridad opera ese hecho traumático, alli desde las sombras.

Mi propio camino de crecimiento personal ha constado en eso, y gracias a él, puedo tener experiencia y herramientas para ayudar a otros. Porque no alcanza con la preparación teórica atinada, hay que tener la “praxis del dolor”; y como en los cuentos de hadas, hay que rescatar a la princesa. En este caso, a una misma…rescatarla de ese enredo de recuerdos, huellas dolorosas y confusión. Y asi, cabalgando en la libertad, la única en la que creo; la libertad emocional, salimos a andar por pastos verdes y frescos, a contemplar un nuevo paisaje lleno de posibilidades.

 Hay una frase de Miyazaki que dice:

miyazaki

Asi es la vida, Crear y dejar otras posibilidades fuera.

 

Volviendo a la analogía del taladro, luego que se perfore la pared se rellena con material para que quede “cerrado” el agujero. En nuestra alma, cuando taladramos para poder drenar, es necesario rellenar un espacio que ocupaba el dolor o aquello putrefacto y viejo- si, lleva mucho tiempo alli estancado, por eso huele mal-con cosas bellas y buenas. Cerrar esas heridas reparándonos a nosotras mismas. Haciéndonos un mimo de “upa nena”…

Muchas veces cuando alguien molesta con algo decimos “me está taladrando la cabeza”…¿Acaso una situación sin resolver no te taladra la cabeza y te impide dormir? ¿Acaso una conversación incómoda pendiente la evitas porque te llena de angustia? …El saber popular y la realidad suelen estar muy emparentados.

 

 

En la vida creo en los trabajos y las transformaciones profundas, porque las “soluciones” temporales son eso, temporales, y luego la vida te pone una y otra vez frente a frente con aquello que tenés que resolver, sacar o soltar de tu vida.

Como dice Carl Jung;

 “Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad”

Y si, puede que usar “el taladro” te lleve a lugares oscuros, pero vale el trabajo. Es el precio por vivir un diseño en libertad.

Me gustaría leerte, y saber que este artículo en algo tocó tu vida.

 

Gracias,

Gaba

 

Sopa de pollo para mi gata …o las multiformas del Amor

Sopa de pollo para mi gata …o las multiformas del Amor

 

Hace unas semanas, partió Frida mi gata de 12 años. 

En 2 meses un linfoma de intestino no respetó tratamiento ni nada y se expandió a otros órganos. Hicimos muchas cosas, pero cada día la íbamos perdiendo más y más.

Suspendí mi agenda laboral y de compromisos ocupándome de lleno a ella. Entonces busqué recursos alternativos; desde distintas terapias hasta dieta especial. Una nunca sabe de lo que es capaz de hacer hasta que toca. Jamás pensé que podría manipular y cocinar vísceras, corazón de vaca. Lo máximo a lo que llegué es a un cerebro visto a distancia en mi escuela primaria. Le preparé un paté especial, carnes y le daba su comida a cada hora. Había que ganar peso, corríamos una carrera loca, pero el cáncer nos sacaba ventaja…yo tenía la esperanza de derribar ese gigante, o al menos hacerlo chiquito…pero el maldito era más fuerte que nosotros y que la mismísima ciencia.

Nunca había hecho sopa de pollo. Para nadie. Pero era el último recurso de alimento que podía ofrecerle, ya que no podía deglutir en el último tiempo, el tumor había llegado al cerebro…Claramente no había más que hacer que acompañar y vivir los últimos momentos de la mejor manera posible, ambas.

Dicen que tanto los animales como las personas cumplen ciclos en la tierra con nosotros, evidentemente Frida había gastado sus siete vidas, y haciéndole honor a su nombre la peleó…hizo falta el peor de los linfomas para derribarla.

Crecí rodeada de gatos toda mi vida. Frida fue mi primer gata en mi etapa adulta-independiente. Nuestra primer gata-hija con marido. Con ella se fue una parte de mi vida y de nuestra historia también.

Nunca había hecho una sopa de pollo. Le puse tomate, un poco de cúrcuma (anticancerígena), y mucho amor…mientras se la daba me invadían muchos pensamientos, pero mayor era el amor que me desbordaba por compartir ese momento, que no sabía si era el último o quedaban otros más.

Nunca pensé que una situación tan límite y triste me haría soltar tanto amor…recuerdo que cuando cocinaba para ella esas carnes que tanto me costaba manipular-soy vegetariana-, lo hacía con amor y alegría; buscaba recetas con otras personas amantes de los animales, investigaba y miraba videos, aprendí tantas cosas en tan poco tiempo…

Mi gata me trajo con esta situación un “baño de realidad” en todos los sentidos; en la finitud de la vida, en que no somos Dios, en que a veces los milagros no ocurren, en que podes ver con quienes contás y con quienes no…entonces el duelo es doble. Entonces se transita el duelo por esa pérdida y por quien ya no sos. Ya no soy la misma…con todos esos pedazos armaré algo nuevo. Seguro será bueno porque mi esencia no ha cambiado. Seguiré amando y siendo generosa a pesar de todo.

Porque lo único que queda es el Amor, y el Amor tiene sus multiformas; en el cuidado de un familiar, de un niño, de un anciano, de una planta o un animal que no puede elegir y expresa como puede. Ella lo hizo el día antes de partir; cuando sólo pudo alimentarse artificialmente y se conectó con nosotros, volvió a recostarse en mi pecho con su cuerpo ya diminuto y buscó dormir en mi brazo como hacía doce años. Supe que esa era la última noche juntas, por eso la abracé y la besé hasta quedarme dormida… Su cuerpito ya no era el mismo, pero el amor que nos teníamos estaba allí intacto…y ella volvió al lugar donde fue feliz.

Al otro día sabía que venía lo inevitable y la llevé a la cama junto a la ventana donde pasó cientos de mañanas soleadas viendo a los pajaritos posarse en el jardín. Sus hermanos gatos se acercaban a saludarla. ¡¡Son tan sabios!!…saben despedirse con más practicidad que nosotros…

Lo que sigue es un final cargado de tristeza y agradecimiento: por haber estado en nuestras vidas y haberla hecho mejor, por la fuerza que puso en cada terapia y lo que luchó ella también contra ese gigante.

o las multiformas del amor

Nunca pensé que una simple sopa de pollo significara tanto amor. Ni que fuera el vehículo de amor. Nunca pensé que se podría sentir tanto dolor inagotable con un llanto que no deja de brotar.

Pero no estoy sola; tengo gente que me expresa su cariño y una manada de gatos que ante el mínimo sollozo vienen por mí dándome un cabezazo o simplemente secándome las lágrimas a lengüetazos.

En fin, aprendí de las multiformas del Amor expresadas en: una sopa de pollo, en un padre que a su gata-hija le da cuatro inyecciones diarias cantando y diciéndole que es una genia, en una palabra o abrazo de alguien, en el calor y ronroneo de mis gatos.

Gracias por leer…si llegaste hasta acá y te gustó este post podes compartirlo, y si pasaste una situación similar y experimentaste las multiformas del amor, me gustaría leer tu comentario.

Gaba.

Pss.. Todos los recursos (tratamientos y profesionales) que investigué y conocí para el tratamiento de Frida lo compartí en este Post en este Facebook que puede ser de utilidad para otros.

 

Hablando de Grafología en la Tv Uruguaya

Hablando de Grafología en la Tv Uruguaya

 

El pasado noviembre volví a “cruzar el charco” para atender clientes que me esperaban allí, y ademas participar de un exitoso programa llamado “Hora Pico” , de interés cultural y con una excelente conducción.

Como ya lo he dicho, Uruguay es mi segundo hogar, y un sitio donde además me encuentro con amigos, familia y siempre conozco alguien nuevo.

Armé videos para you tube mis intervenciones en el programa de tv, solo que por adelantado pido disculpas ya que son grabaciones caseras …propias y de una clienta amiga que también se copó…pero es lo que hay y ademas la información se entiende perfecto.

Fué una experiencia muy interesante, cada vez que tengo la oportunidad de difundir mi profesión, lo que hago yo agradezco porque me acerco un poco más a mi objetivo.

 

Debajo hay accesos directos a cada video, con las preguntas y temas principales.

 

Definime en 1 minuto que es la Grafología

¿Es una Ciencia?? ¿Cómo fué que te interesó la Grafología?

¿Como es la Consulta? ¿Por qué vienen? Cuál ha sido el caso mas extraño ?

¿Miras el contenido o las letras? Nada de predecir el futuro ¿verdad?

bueno, si con lo que viste crees que puedo ayudarte en algo, Mandame un mail o si crees que puedo ayudar a alguien , me haría muy feliz que difundas este post y mis redes.

Gracias!

Gaba

 

 

 

 

 

Como despertar tu instinto emprendedor

Como despertar tu instinto emprendedor

 

Cuando se dice que una persona es emprendedora, no sé por qué, suele aparecer un aura blanca alrededor de su nombre con el sonido de un coro de voces de fondo, como si perteneciera a una elite de gente extraordinaria.

Pareciera ser provocado desde ambos lados, tanto desde el emprendedor que se hace llamar como tal, y los no-emprendedores-que-quieren-serlo que los miran desde abajo.

 Lo más gracioso de todo, es que encima de eso, dependiendo de qué tipo de emprendimiento uno inicie, se puede ser el genio más innovador del planeta o el narcotraficante más peligroso de la historia.

 

¿Te pica lo que estoy diciendo?  

 Según la RAE, el término EMPRENDER significa “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.”

Consecuentemente, NEGOCIO significa “Ocupación, quehacer o trabajo”.

 Paren la música, señoras y señores, a mi nadie me dijo que yo fui emprendedora diez años atrás, cuando me fui hasta el barrio de Once a comprar bijouterie por mayor para revenderlo a los asistentes de un retiro espiritual para pagar parte del costo de colaborar con la decoración del lugar.

En realidad éramos dos, mi prima y yo. Nos habían encargado la tarea de decorar el predio, y no tuvimos mejor idea que hacerlo con elementos no tradicionales, como glitter, adornos de acrílico, 100 mts de tul turquesa, y unas cuantas cosas más, que representaban la temática del retiro que era algo como “brillá con luz propia”, o algo por el estilo.

 

Tranquilamente podríamos haber decorado todo con papel y garabatos, pero no, quisimos darle rienda suelta. Ahora bien, el costo obviamente era veinte veces mayor.

 Aprovechando que en los retiros siempre se jugaba al amigo invisible, pensamos ¿por qué no llevar bijou para vender y ayudar también en esa ocasión, y de paso pagar el costo extra de la decoración?

Dicho y hecho, viajamos al Once con las billeteras y los celulares metidos en los corpiños – hey, somos asiáticas, tenemos mucho espacio libre ahí dentro – y compramos lo más revendible.

 Llegada la fecha, decoramos, vendimos y recuperamos los costos. Hicimos lo que teníamos que hacer y colorín colorado.  

¿Qué quiero decirte con mi historia?

Resulta que nadie nos felicitó por emprender. Es más, recuerdo que mi madre tenía miedo de que nos tildaran como “ratas” – o tacañas – por no donar todo el costo de la decoración.

En ningun momento esperamos el reconocimiento ajeno, pero que emprendimos, emprendimos.

De hecho, en el momento no lo vimos. Varios años después, recordé esa situación y me sorprendí de la naturalidad con la que procedimos siendo tan chiquitas.

 Lo que quiero decirte con todo este relato, my friend, es que vos seguramente tenés patrones de emprendedor y no los estás reconociendo..

 

En primer lugar, si estás leyendo este artículo es porque tenés el instinto.

Segundo, si hablamos de instinto, estamos hablando de algo natural, de algo heredado. No es nada mágico.

Si vivís en Argentina, te apuesto lo que quieras a que tus bisabuelos o abuelos son emprendedores.

Casi todos los inmigrantes que llegaron a este país en búsqueda de una tierra fértil, llegaron sin nada. A lo sumo, llegaron con una valija y varios hijitos, como el caso de mis bisabuelos.

 

 

Ahora, te pregunto.. ¿Cómo lograron progresar en medio de tanta dificultad?

Empiezan a sonar las trompetas.

 Para despertar tu instinto emprendedor te propongo dos cosas:

#1 Recordá todas aquellas situaciones en las cuales tuviste que trabajar para superar una dificultad y que saliste ganando. Escribilas en papel y subrayá cada una de las acciones te ayudaron a salir victorioso.

Sacale una foto o escanealo y enviale el texto a Gaba Grafóloga, para que te haga un análisis más profundo de tu personalidad.

  #2  Suponiendo que tus bisabuelos o abuelos ya no están, cerrá los ojos y tratá de imaginartelos sentados enfrente tuyo, contandote cómo lograron emprender desde la nada. Preguntales todo lo que se te ocurra y que te contesten. Este método suena medio extraño, pero es el que usaba Napoleon Hill en su famosa teoría de la mesa redonda y los consejeros invisibles.

 

Si están vivos, invitalos a tomar un café y que te cuenten todo. Hasta los detalles más escabrosos. Verás cuántas cosas tenés en común con ellos.

#3 EXTRA: Yo sé que dije dos, pero bueno, no me culpes, esto también te va a servir. Tomá una acción HOY que te haga avanzar en tu proyecto o emprendimiento. Una sola. Cuanto más riesgosa, mejor.

 

 

Además de poder detectar y apropiarte de tus habilidades emprendedoras naturales, tu instinto se despertará, cada vez que te enfrentes a un riesgo.

Si no me creés, comprobalo y después me decís.

Emprender es más sencillo de lo que creés. Todo aquel que puede superar una barrera con el fin de lograr su propósito, está emprendiendo.

No creas que para ser emprendedor debés ser reconocido como tal. Simplemente enfocate en tu objetivo, en usar todas las herramientas que tengas a tu alcance y el día de mañana, quién sabe, tus nietos te recordarán como ese abuelo tenaz que logró lo que quería.

Tenés el instinto y lo sabés.

En resumen, para despertar tu instinto emprendedor, hacé esto:

# Recordá y escribí en papel, todas y cada una de las situaciones en las cuales trabajaste duro y saliste ganando. Sacale una foto y enviásela a Gaba 

 # Conversá con tus abuelos, vivos o no, y que te cuenten cómo lograron emprender en las peores situaciones.

No dejes de tomar acción por tus sueños.

Espero haber sido de ayuda con este artículo.

Te mando un super abrazo,

Gaby Higa. 

http://gabriela-h.com

hola@gabriela-h.com

 

Referencias del artículo:

Napoleon Hill, técnica de consejeros invisibles en la mesa redonda: http://conocimiento.articlesask.com/2spirituality/2spiritualguides/1002180081.html

Tus palabras moldean a tus hijos

Tus palabras moldean a tus hijos

Imagen: Pexels

“Eres un desastre” es una de las expresiones desafortunadas que más escuché de pequeña. Se decía casi a la ligera, sin pensar en el peso que trae consigo. ¿Era yo un desastre? No, por supuesto, la expresión es una exageración usada para constatar con desagrado que no era muy ducha en áreas que para mi familia eran importantes o en las que no cumplía las expectativas sociales.

 Expresiones como ésta pueden incluso pasar desapercibidas. Los hijos, dependiendo de su edad y temperamento, reaccionarán de diferente manera, ya sea esforzándose más por cumplir con lo que se espera de ellos o rebelándose… pero en todos los casos, en la base, está el deseo (no alcanzado) de ser aceptado y validado. Un anhelo propio del ser humano.

 

Cuando el cerebro de un niño recibe un mensaje como éste, algo en su subconsciente lo acoge y lo integra, pese a no estar de acuerdo con él o sentirse herido. Si la situación se repite, esta información encuentra en la plasticidad de nuestro cerebro el caldo de cultivo perfecto para establecerse como una más de nuestras creencias. Y ya sabemos que algunas creencias sobre el propio ser pueden llegar a ser muy limitantes.

 Seguramente podéis imaginar la de veces que, ante errores, intentos fallidos o situaciones adversas, me he dicho a mí misma “es que soy un desastre”. No es un legado hermoso, ¿verdad? Mis padres no eran conscientes de ello, pero ahora que son abuelos les pido que no digan a mi hijo según qué cosas. A veces les molesta, claro, porque es una petición que los cuestiona. Y no siempre lo consiguen, pero veo que lo intentan y eso es ya todo un avance.

LA CRIANZA COMO TRANSFORMACIÓN

Cuando iniciamos el camino de la maternidad hay muchas probabilidades de que afloren a nuestra parte consciente del cerebro los mensajes que recibimos de niños. Conozco muchos casos en los que esto ha sucedido de manera natural. En otros, se ha dado porque la madre o padre buscan una manera más respetuosa de acompañar a sus hijos en su crecimiento, y analizan qué se transmite a los niños (y de qué manera se hace) desde la sociedad en general y desde su familia de origen en particular.

 Para mí esto es algo muy importante, porque creo firmemente en la crianza como base de transformación, tanto personal como social y comunitaria. Siempre tuve claro que la educación de las siguientes generaciones era fundamental si buscábamos el cambio social, pero ahora me doy cuenta de que este trabajo empieza antes incluso: en el vientre materno y en los primeros años de vida en el núcleo familiar.

Si logramos criar niños más respetados, amados tal y como son, que sepan ponerse en el lugar del otro y usar las palabras para construir y dialogar, la mejora será innegable. ¡Y a este mundo nuestro le hace mucha falta! Quizá suena utópico, pero es mi compromiso real con mi entorno más cercano, de dentro hacia fuera. Un compromiso que está al alcance de todos y que no deja de ser la adaptación del “piensa global, actúa local” a la crianza y la educación.

LA MIRADA MATERNA EN PALABRAS

Para ayudar a nuestros hijos en su posterior autonomía y a tener una saludable autoestima, necesitamos ofrecerles toda la aceptación, amor incondicional y mirada de la que seamos capaces.

¿A qué me refiero con mirada materna o paterna? A la seguridad de que mamá y/o papá están del todo presentes cuando están conmigo, me ven de verdad, acompañan mis logros y mis dificultades sin juzgarlas, me dan espacio para ser el niño que soy.

 La mirada materna se manifiesta de diversas formas y la palabra es una de ellas. Porque el lenguaje nos construye, da entidad a nuestra historia, y al mismo tiempo la condiciona, tal como demuestra la neurolingüística. Por eso, debemos prestar atención a lo que decimos y al tono en que nos expresamos e ir desterrando de nuestra expresión oral las comparaciones, el minimizar los sentimientos u opiniones de los hijos y las respuestas teñidas de indiferencia.

 

Vale la pena pensar qué huella queremos dejar en sus cerebros de cara al futuro y observarnos de manera consciente, sin culpa, sin presión, con el puro deseo de hablar a nuestros hijos de una manera más sana y liberadora. En ese sentido, hay propuestas interesantes como el PNL o la Comunicación No Violenta de Marshall Rosenberg. Pero no necesitas nada de eso para empezar, tan sólo tu sentido común y tu corazón lleno de empatía.

 

Cristina Oliva Diaz. Periodista, madre consciente y presente y constructora de cambio social. Bloguera y podcaster en www.eltiempodelosintentos.com

 

 

Qué pasa cuando encontramos nuestro elemento

Qué pasa cuando encontramos nuestro elemento

Imagen: Pexels

” Solo tienes que decir exactamente como no encajas y ya estás de camino a casa” DL

Esto viene de este post anterior donde hablo de despertar y del recorrido del Patito Feo      Despertar

El patito encontró su elemento . Cuando nos sumergimos en el , ocurren 5 cosas :

1-Somos capaces. Cuando estamos en nuestro elemento nos fortalecemos, no necesitamos demostrar de manera costosa nada. Es necesario hacer algo que nos interese profundamente, que tenga sentido

Cuando la mama pata ve por primera vez a su criatura de manera extraña lo puso a prueba.

2- Estamos Expuestos. Sobretodo a situaciones o lugares conocidos, salimos de esos lugares donde éramos seguros pero no sucedía nada relacionado con nuestros deseos.

 El patito se oculto en el pantano que no era su lugar entonces se le acercaron gansos amigables y estos fueron casados. Un perro de cacería apareció y asustó el patito. 

3– Estamos vivos.todos quieren estar dentro de la “norma” y no quedar en el lugar de personas difíciles. Pero cuando desobedecemos a nuestra pasión e identidad perdemos energía.

El patito encuentra seguridad en el gallo y la gallina quien quería manipularlo pero el mostró su carácter.

 4-Quedamos atrapados.Cuando estamos en nuestro elemento es posible que querramos hacer más de lo que podemos manejar y exagerar de actividades.

Finalmente se sintió tan débil que se quedó muy quieto y quedó atrapado entre el hielo. Un granjero lo vio y lo rescato.

 5-Pertenecemos. Cuando hacemos lo que nos gusta pertenecemos. Cuando compartimos con personas que tienen nuestra pasión o que la fomentan pertenecemos. “La verdadera alegría de la vida -dice George Bernard Shaw-es poder ser utilizado para un propósito importante”.

El patito se sienta inspirado pero a la vez perturbado por la visión de los cisnes, luego ver su reflejo y sabe a donde pertenece.

“Pertenecer tiene sus privilegios ” reza el eslogan de una marca, es algo así tener el  privilegio de estar dentro de un espacio que nos da felicidad, pero a la vez, nos atemoriza porque cuando nos entregamos algo más sólo nos volvemos vulnerables y debemos renunciar al control.

¿Alguna vez sentiste que no encajabas? ¿En que estabas fuera de tu elemento? ¿Te sentiste fuera de lugares o con personas ?

 

Lo que tenes q saber sobre este workshop

Lo que tenes q saber sobre este workshop

 

 “Quien conoce a los demás es inteligente. Quien se conoce así mismo tiene visión interna. Quien conquista los demás tiene fuerza. Que se conquista asimismo es realmente poderoso” Lao Tzu

Cada vez que hablo de grafología algunos me miran raro y me dicen :¿eso sirve para adivinar el futuro? y yo digo ojalá !! hubiera comprado muchos dólares a tres pesos… (hoy está 16 pesos). 

 Bromas aparte,  contar que mi profesión es una carrera oficial en Argentina ,con un programa de 25 materias y se relaciona con la psicología y con disciplinas de crecimiento personal , y ciencias de la conducta, es un diccionario más con el cual ” traducir “, ” interpretar ” al otro.

 Y ese otro es todo aquel que viene a mi consulta con una inquietud personal y necesidad de conocerse, de buscar áreas de su vida que no están diez puntos, y esta puede ser una buena iniciativa .También llegan adolescentes para su búsqueda vocacional y se llevan además una mirada de sí mismos con sus fortalezas y su potencial.

Diseñe este Workshop pensando en acercarte un abanico de recursos para que te conozcas mejor, para que te lleves una mirada amorosa de ti mismo ,principios para crecer y cumplir tus sueños.

Preguntas y Respuestas :

¿Qué es la Grafologia ?

 

La disciplina que analiza el trazo de quien escribe y detecta rasgos de la personalidad de éste.

¿Qué voy a hacer en este Workshop?

Ejercicios y dinámicas de autoconocimiento con Grafología .

¿Voy a aprender Grafología?

 No, evidencias para cada participante.

 ¿Cómo va a ser ?

Primera parte presencial: trabajaremos la técnica grafologica como base y otras herramientas en un contexto experimental y lúdico para conectar con tus propias emociones. Te llevarás una devolución espontánea de todo tu material.

Segunda  parte online: recibirás de informe digital mas una sesión de una hora de conversación conmigo vía Skype.

¿ Sera  para mí este Workshop?

Si… Estás comprometido barra en tu crecimiento personal.

si… Quieres provocar resultados.

Si… Quieres ir por más en tu vida

Si… Quieres rediseñar tu propia vida .

Si … Precisas un cambio.

¿ Donde va a realizarse?

 En espacio “Olivia te cuida” en Pocitos, Montevideo el 1 de octubre de 14 a 17 horas.

¿Cuál es la inversión ?

Precio con descuento $U 3400. Se puede reservar con 50% en cuenta Abitab N. 66906 a nombre de “Gabriela Arismendi Grafologia”

 Resumiendo:

Vas a pasar tres horas en un taller vivencial donde te llevarás experiencias y una mirada integral de ti .

Recibirás un informe grafológico digital como devolución a tu trabajo personal.

Tendrás una sesión de conversación  individual conmigo vía chat.

¿Dudas? ¿Consultas?

Whatsup 0054911 5753 5253       gababuenosaires@gmail.com

Si te da curiosidad saber cómo puede unirse el chavo y la chilindrina en este taller …te espero!

Chilindrina y chavo