#Reflexión

#Reflexión

Quedar estancado en el rechazo es quedar estancado en la escasez, en la carencia.

Llevo bastante tiempo estudiando lo que provoca la herida del rechazo. He conversado en mi consulta con muchas personas que detrás de su inquietud de un análisis grafológico vienen para descubrir “eso” que las atormenta, aquello que no le permite dar “pie con bola” y salir adelante una buena vez.

He llegado a una conclusión que hoy quiero compartirte; ante el maldito rechazo hay dos opciones viables a mi juicio y observación:

Sumergirse en el barro del rechazo hasta el tuétano, con ese olor rancio, y si el infierno huele a azufre, es el infierno mismo…

O…aceptar que se viene con eso, como el color de los ojos y barajar siempre la posibilidad que te rechacen, que te digan que no, que NO te elijan… es decir, “abrazarlo”…como posibilidad.

Entonces, si lo abrazo, ya no es mi enemigo, y si no es mi enemigo no tiene por qué atacarme. Es decir, pierde poder destructivo porque lo abrazo, NO porque sea algo positivo.

 

La mayoría, antes de ser rechazados hacemos y montamos circos y castillos en el aire con los demás, y es donde nos volvemos vulnerables, permisivos y le damos poder a las personas a hacer y decir cualquier cosa con tal que nos sigan teniendo entre los suyos.

Y no…hay un infierno como el de Dante preparado para los cobardes que se traicionan a si mismos con tal de no verle la cara al rechazo. Ser rechazado, ser excluido, claro que es una mierda! pero amarse a pesar de todo eso es la recompensa.

Cada vez que decidimos sacar el cuerpo del lugar donde no pueden amarnos, le estamos dando una posibilidad a la vida de enseñarnos otras rutas, de conocer nuevos paisajes.

El rechazo es exclusión; es decir vos si, vos no. Hay un autor que me encanta, Vincent De Gaulejac que dice ” La enfermedad de la exclusión es la vergüenza”. Coincido…el rechazo da vergüenza y humilla, la exclusión te pinta las mejillas de rojo y te quiebra la voz de a ratos.

 

Es ese barro mi querida, que puede convertirse en abono para tu vida, no lo desprecies…ya que no queda otra…bailemos.

Te deseo que vivas.

 

Gracias por leer… Gaba

Si te gustó este post y querés compartirlo, adelante!

 

4 Claves para diseñar mi proyecto de vida

4 Claves para diseñar mi proyecto de vida

-“Puede decirme por dónde tengo que ir ahora, por favor?

-Eso depende de adónde te diriges- respondió el gato.

-No me importa mucho adónde- dijo Alicia.

-Entonces no importa el camino que tomes- respondió el gato”

Alicia en el país de las maravillas. Lewis Carroll .

Muchas veces estamos como Alicia, yendo hacia algún lugar y no sabemos muy bien hacia dónde. Nos embarcamos estudiando una carrera, luego hacemos cursos o posgrados pero no definimos qué vamos a hacer con eso. Detectarlo es muy importante porque nos hace focalizarnos hacia la meta y marcar estrategias para lograrlo.

Es necesario que podamos responder a la pregunta: ¿Qué quiero?, es preciso tener una foto de nuestro mañana lo más nítida posibleTodas las personas de éxito se han hecho este tipo de cuestiones y además, han sido fervorosos en la conducta de ponerse metas. 

Algo fundamental es poder identificar la propia pasión, porque antes de definir las metas es necesario definir el sueño. Muchas veces nos dejamos llevar por las circunstancias que se presentan y le decimos si a proyectos o actividades que no tienen mucho que ver con nuestros talentos o habilidades. El resultado termina siendo algo desarrollado a medias, y una frustración interna que en realidad se enmascara con haber “cumplido con las responsabilidades” porque nos hemos educado en la cultura del trabajo.

¿Te has sentado a pensar alguna vez en lo que realmente te gusta hacer en la vida? ¿Puedes identificar claramente qué cosa te hace “fluir” en la cual puedes pasar horas sin darte cuenta? 

Quizás detenerse y preguntarse:¿Cómo quiero ser recordado? resulta una pregunta profunda y sincera, y seguramente allí también encontremos pistas hacia nuestra importancia de estar en este mundo.

Hay un autor que propone el concepto de “llama azul” a la convergencia entre la pasión y la habilidad, y cuando esta llama puede encenderse se convierte en una fuerza potente que direcciona hacia donde se quiere llegar.

Otra cuestión a tener en cuenta es que no llegamos solos a nuestro sueño sino junto a otros que nos acompañan en el camino tendiendo puentes o siendo guías. La mirada de las personas de nuestra confianza y de quienes nos quieren nos ayudan a tener un espejo con el cual muchas veces no contamos. En las voces ajenas encontramos respuestas y definiciones sin “contaminantes”, muy valiosas para definir y trazar el camino de nuestros sueños, que aunque suene un tanto utópico, es lo único que vamos a llevarnos de toda nuestra existencia.

 Algunas de las preguntas que abren posibilidades de exploración para definir Cuál es mi sueño:

  • ¿Qué quiero?
  • ¿Para qué lo quiero?
  • ¿Qué recursos tengo hoy?
  • ¿Quién logró lo que sueño y puedo modelarlo?

Cuando yo comencé a trabajar por mi propia cuenta, sabía que quería una actividad independiente que me permitiera manejar mis tiempos, seguir capacitándome y llevar adelante mi casa y en un futuro criar hijos mientras desarrollo mi proyecto personal. Pero no quería cualquier actividad independiente, sino aquella que estuviera alineada a lo que me apasiona, y en aquella donde tuviera una experiencia que pueda trasladar a otros que va más allá de cualquier expertise. Todo lo que estudié y pongo en este espacio, está en relación a la ayuda a otros y en métodos mas o menos ágiles para alcanzar los sueños.

Me despido hasta el próximo post donde vamos a seguir conversando acerca de estos temas.

Recomiendo fervorosamente esta película  “SELMA”  sobre Martin Luther King, quien tuvo un sueño muy grande y logró que lo siguieran y marcó un hito en la historia. Aquí dejo el trailer. Hasta la próxima.

Gaba